Acné remedios caseros

Las personas que padecen acné, suelen ser en su gran mayoría adolescentes, pero nadie esta libre de que en cualquier momento, este molesto padecimiento los pueda afectar.

Hay personas que ni siquiera durante su adolescencia lo vieron aparecer y otras que vivieron con el toda la vida. Todo depende de los genes.

De igual forma y como no sabemos cuando van a aparecer estos molestos amiguitos que muchas veces nos minan el autoestima. Vamos a hablar en este post de varios remedios caseros para acné, ya que es mejor estar preparados.

Acné remedios caseros mas comunes

El aloe: Ya se saben los múltiples beneficios que tiene esta planta o más bien su “baba” en la piel, y en este caso no podía ser menos. El gel de aloe (que podemos conseguir en cualquier farmacia o extraer de la misma planta se aplica directamente sobre granos o marcas para que poco a poco se vayan curando. No es algo inmediato pero si de cuestión de días.

El vinagre: El vinagre es ácido y esto consigue que el poro se limpie de manera efectiva, además da un aspecto mucho más sano a la cara. Podríamos decir que es un astringente que mantiene a raya a las bacterias. Suelen ser inmediatos. (también se puede usar zumo de limón)

La zanahoria: o más bien el zumo de la zanahoria, es uno de los remedios caseros para el acné más efectivos. La zanahoria tiene aceites esenciales que son muy beneficiosos y frenan el acné en pocas semanas.

Claras de huevo: Al igual que cuando nos quemamos la piel, nuestras abuelas nos dicen que nos pongamos un poco de clara de huevo, también hay que poner un poco de igual forma en los granitos que nos hayan salido. Las claras de huevo son astringentes, se debe poner por la mañana o noche y esperar.

Pepino: licuar un pepino pelado en la licuadora y aplicar el zumo sobre el acné. Otra variación de este remedio casero para el acné es beber 4-5 tazas de zumo de pepino al día durante una semana. Se dice que purifica la sangre y el sistema linfático, dando lugar a un buen cutis.

La avena: esta sirve para todas las marcas que se tengan en la piel. Por ejemplo, si tenemos bebés y le salen ronchitas por la varicela, el sarampión, etc, son perfectas. En este caso, para los granos también. Primero se debe cocer la avena con agua y una vez que esté fría, se debe extender por toda la cara a modo de mascarillas y dejarla durante al menos 20 minutos