Acné hormonal

Las personas que sufren problemas en la piel, saben ya de sobra todos los problemas que da el acné hormonal y las causas principales que lo provocan. Estos problemas vienen por los cambios que todas las personas sufren en algún momento. Estos cambios se llaman desajustes hormonales.

El acné hormonal y la testosterona

Suele pasar, en mayor medida, durante la época de la adolescencia y la pubertad y una de las causas por las que más pasa es por la presencia de testosterona que da paso al acné hormonal.

Si una persona tiene la testosterona muy baja es muy poco probable que le salgan granitos ya que es esencial para su gestación. La testosterona es una hormona que se produce en su mayoría en los testículos y los ovarios, aunque muchas personas piensen que es una hormona totalmente masculina, no es así.

Es una de las encargadas de estimular las glándulas sebáceas y así conseguir una piel más grasa. Esta a su vez, se convierte en un lugar muy agradable para las bacterias que obstruyen los poros y causan acné.

El acné hormonal como desajuste hormonal

El proceso por el cual se va generando el acné hormonal empieza justo cuando se produce un desajusto hormonal. Las glándulas sebáceas empiezan a producir más sebo, y a su vez, esto regenera las células de forma mucho más rápida. Como consecuencia muere una mayor cantidad de células que se mezclan con una mayor cantidad de sebo y obstruyen de manera notable los poros de la cara, haciendo más difícil que se mantengan limpias.
En este punto, podemos pensar que las células muertas se van cayendo y no tienden a acumularse en la cara y hasta cierto punto esto es real, el problema viene cuando la piel es muy grasa y las células no se caen. Esto hace que las bacterias se sientan atraídas por esa parte de nuestro cuerpo y los poros se obstruyan con toda esta basura inservible para la piel. Esto es justamente lo que se conoce como acné hormonal.

Si en algún momento nota que usted o alguien de su familia puede sufrir o está sufriendo acné, lo más probable es que esté sufriendo acné hormonal o empezó por eso. De igual forma, y aunque ese no sea el motivo principal, todos los tipos de acné hay que tratarlos para evitar que se desarrollen hasta tener consecuencias que sean muy difíciles de tratar.